Los sistemas de control antiguos u obsoletos representan una grave limitación para el buen funcionamiento de las turbinas de gas. Cuando el riesgo de obsolescencia del sistema de control es demasiado alto o cuando el sistema muestra síntomas indefinibles de forma repetidas, es posible que se requiera una actualización de todo el sistema de control para así garantizar un funcionamiento confiable a lo largo del tiempo.

VBR Turbine Partners - Controls System Upgrades

Woodward y Allen-Bradley

VBR VBR proporciona actualizaciones para sistemas de control obsoletos para turbinas con hardware y software de Woodward o Allen-Bradley. El reacondicionamiento del sistema de control brinda a la turbina de gas un mayor nivel de control, fiabilidad y disponibilidad.

La solución PLC de Allen-Bradley puede ser una alternativa rentable para un sistema de control OEM, sin poner en riesgo la fiabilidad ni la mantenibilidad.

Durante el reacondicionamiento, VBR ofrece todo lo necesario: hardware, software, instalación y puesta en marcha. VBR también puede ofrecer cursos de capacitación al personal interno, sobre cómo operar el nuevo sistema. Un reacondicionamiento bien planificado y preparado del sistema de control se puede realizar in situ (en el lugar) en un plazo de 14 días laborables consecutivos. Nuestros expertos ingenieros de control tienen los conocimientos sobre la configuración del sistema, la puesta en marcha y las pruebas necesarias, lo que le garantizarán el funcionamiento óptimo de la turbina de gas.

Interfaces hombre-máquina (HMI)

Cuando en VBR reacondicionamos sistemas de control de turbinas de gas, preferimos incluir interfaces de alto rendimiento con opciones de visualización avanzadas. También podemos integrar estas interfaces de última generación en sus sistemas de control OEM existentes.

Ventajas de reacondicionar el sistema de control

La actualización de sistemas de control antiguo u obsoleto brinda una serie de beneficios. La inversión de un reacondicionamiento del sistema de control de la turbina de gas se amortiza en pocos años.

Prevención de fallas o problemas del sistema de control
Independencia sobre la disponibilidad de piezas obsoletas
Optimización de la fiabilidad, disponibilidad, rendimiento y mantenibilidad
Mejora de las interfaces del operador con más datos y visualizaciones más claras
Servicio DECIDE de apoyo remoto (a distancia) en la toma de decisiones»